Conociendo los alimentos saludables [articulo]

(clic en el titulo para leer completo)






La diabetes produce una gran cantidad de muertes en el mundo. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la diabetes es una epidemia emergente y en este año puede duplicarse el número de personas afectadas. Pero la calidad de vida de aquellas personas diabéticas y de las que no lo sean, también puede mejorarse, simplemente con educación, información y cambio de hábitos.

¿La diabetes es una enfermedad mortal? La respuesta en NO. Puede atribuirse el número elevado de fallecimientos a una mezcla de desinformación y ciertos datos negativos que nos depara la vida modera: el sedentarismo y los malos hábitos alimentarios.
La diabetes Mellitus es un trastorno metabólico producido por la falta de insulina y/o una incapacidad de que esta última funcione adecuadamente.
La insulina es una sustancia producida por nuestro cuerpo, en las células del páncreas, que posibilita la entrada de glucosa (nuestra fuente de energía) dentro de las células.

La falta de insulina promueve el aumento de la glucosa en la sangre (lo que conocemos como hiperglucemia), alterando también el metabolismo de las proteínas y de las grasas. Como vemos, estamos lejos de que sea una enfermedad mortal.
Pero la falta de información y educación sobre el adecuado manejo, sobre la importancia de la alimentación controlada y de la práctica de la actividad física, llevan a que esta enfermedad vaya agravando factores de riesgo, con un serio compromiso para la salud.
Con la práctica de actividad física (caminar, trotar, andar en bicicleta, nadar, etc.) y una alimentación adecuada, el control de la enfermedad es más simple.

Si se implementan hábitos alimentarios saludables como:
  • fraccionar las ingestas a lo largo del día (comer cada 3 ó 4 horas) manteniendo estables los niveles de glucosa sanguínea y evitando la sensación del hambre (que nos llevan a comer en exceso y a elegir equivocadamente los alimentos)
  • evitar los azúcares y los alimentos que los contengan como las golosinas, amasados de repostería, helados, gaseosas, etc.
  • disminuir el consumo de grasas, sobre todo las de origen animal y frituras.
  • incorporar fibra en la alimentación, que favorece el manejo de las glucemias, mediante los cereales integrales, verduras y frutas.


Guardar este post en:
Digg Technorati del.icio.us Stumbleupon Reddit Yahoo Buzz It
I heart FeedBurner